La Clave Mayor Del Rey Salomón (Grimorio Completo)

11:44:00 J.A. M.A.
Este libro medieval fue atribuido al rey salomón y trata sobre magia y hechizos y probablemente inspiro el "Lemegeton", en la actualidad existen varias copias y diversas traducciones con pequeñas o grandes diferencias, la mayoría de los manuscritos datan del siglo XVI y XVII pero todavía sobrevive una copia en griego del siglo XV.

A diferencia de libros similares y de la misma época (también atribuidos al Rey Salomón), "La Llave del Rey Salomón", no menciona en ningún momento los 72 demonios supuestamente encerrados es una vasija de bronce por el rey.

Según el mito y la introducción del libro, esta obra fue escrita por Salomón para su hijo Roboam, ordenándole que lo escondiera en su sepultura después de su muerte. Al pasar los años el libro fue descubierto por algunos filósofos babilónicos que reparaban la tumba del rey. Nadie fue capaz de leerlo, hasta que supuestamente le pidieron a Dios poder entenderlo y un ángel apareció en su nombre para hacerles prometer que protegerían y cuidarían el libro de los no-dignos, luego de aceptar la promesa, fueron capaces de entender el texto y uno de ellos realizo un conjuro para que solo los dignos pudieran usar lo que se enseñaba en aquellas páginas.

Este grimorio se divide en 2 tomos, el primero contiene conjuros, invocaciones y maldiciones para llamar y controlar espíritus de demonios muertos, obligándolos a aceptar la voluntad del conjurador. También este tomo enseña cómo encontrar objetos robados, lograr la invisibilidad y hasta encontrar el amor.

El segundo tomo describe como realizar exorcismos, como usar y construir implementos mágicos y que animales se deberían sacrificar a los espíritus.

Como en la mayoría de los libros de magia y conjuros de la época, se invoca siempre a Dios y a su protección, de hecho después de realizar algún conjuro había que confesar los pecados. En muchas invocaciones se usan nombres barbáricos, algunos de origen Arabico y otros derivados de viejos textos mágicos del oriente próximo.

Todas las sustancias necesarias para los rituales y los amuletos están detallados y también como purificarlos, muchos de los símbolos incorporan el Transitus Fluvii (un alfabeto oculto).

En resumen este libro contiene instrucciones para practicar la necromancia, experimentos sobre invisibilidad, como dañar a otros y principalmente invocar y controlar demonios y espíritus similares.

Prefacio
Introducción
Tomo I
Tomo II

La Clave Mayor Del Rey Salomón -Tomo II, Cap 1

11:35:00 J.A. M.A.

LIBRO II

CAPITULO I


A QUÉ HORA DESPUÉS DE LA PREPARACIÓN DE TODAS LAS COSAS NECESARIAS DEBEMOS LLEVAR A CABO ÉL EJERCICIO DEL ARTE A PERFECCIÓN

YA SE ha tratado de los días y las horas en general en el Libro Primero. Es necesarjo notar en particular a qué hora el logro y la perfección debe darse a las Artes, habiendo preparado previamente todas las cosas necesarias.

Si sucediera que has emprendido una operación para conversar o conjurar los espíritus en la que el día y la hora no están señaladas, debes ejecutarla en los días y horas de Mercurio, a la hora dieciséis o veintitrés, pero será aún mejor a la octava, que es la tercera 1 de la misma noche, que significa antes de la mañana, ya que entonces puedes poner en práctica todas las artes y operaciones que deben llevarse a cabo, de acuerdo con lo que te plazca, de día o de noche, siempre que hayan sido preparadas a las horas adecuadas para ello, como ya se ha dicho. Pero cuando ni la hora ni el tiempo para la operación o invocación están especificados, entonces es mucho mejor llevar a cabo estos experimentos de noche, viendo que es más fácil para los espíritus aparecer en el tranquilo silencio de la noche que durante el día. Debes inviolablemente observar que cuando se desea invocar a los espíritus, ya sea de día o de noche, es necesario hacerlo en un lugar oculto, apartado, secreto, conveniente y propio para tal arte, no frecuentado por hombres o habitado, como indicaremos más completamente en su lugar.

Si se lleva a cabo una operación tocante a cosas robadas, de cualquier forma que se lleve a cabo o sea preparada, es necesario practicarla en las horas y días de la Luna, estando, de ser posible, en creciente, y de la primera a la octava hora del día.

Pero si fuera de noche, entonces tiene que ser a la quinta o tercera hora; pero es mejor de día que de noche, porque la luz lo justifica y lo hace más adecuado para su realización.

Pero si las operaciones están relacionadas con la invisibilidad es mejor llevarlas a cabo a la primera, segunda y tercera horas de Marte y de día. Si es en la noche, a la hora tercera. Si son operaciones para buscar el amor, la gracia o los favores, deben llevarse a cabo hasta la octava hora del mismo día, comenzando con la primera hora del Sol; y desde la primera hora de Venus hasta la primera hora del mismo día de Venus.

Concerniente a las operaciones de destrucción y desolación, debemos practicarlas y ponerlas en ejecución en el día de Saturno a la primera hora, o mejor aún a la octava y decimosexta del día y desde la primera hasta la octava hora de la noche. Los experimentos de juegos, burlas, engaños, ilusión e invisibilidad, deben hacerse a la primera hora de Venus y a la octava hora del día; pero en la noche, a la tercera y la séptima.

Todas las veces que se practiquen o se pongan en ejecución las Artes Mágicas la Luna debe estar en creciente y en número igual de grados con el Sol, y es mejor del primer cuarto a la oposición, y la Luna debe estar en un signo de fuego, y especialmente en el del Carnero o el del León.

Por lo tanto, para llevar a cabo las operaciones de invisibilidad, después de que todas las cosas han sido preparadas adecuadamente, la Luna debe estar en el signo de los Peces, en las horas propias y adecuadas y debe estar en creciente.

Para los experimentos de buscar amor y favores, en cualquier forma que se desee, tendrán éxito a condición de que hayan sido preparados en las horas apropiadas, y que la Luna esté en creciente en el signo de los Gemelos. Tal preparación tan exacta de los días y las horas no es necesaria para aquellos iniciados en el Arte, pero es extremadamente necesaria para los aprendices y principiantes, viendo que los que han tenido poca instrucción o ninguna en esto, y quienes sólo empiezan a dedicarse a este Arte no tienen tanta fe en los experimentos como los que son adeptos en ello y que lo han practicado. Pero en lo que concierne a los principiantes, deben siempre tener bien dispuestas y apropiadas las horas para el Arte. Y el sabio sólo debe observar los preceptos del Arte que son necesarios, y al observar las demás solemnidades necesarias operará con perfecta seguridad.

Es necesario, aún más, tener cuidado que cuando hayas preparado un experimento tú mismo para los días y las horas ordenadas, lo lleves a ejecución en tiempo claro, sereno y tranquilo, sin grandes tempestades o vientos agitados, ya que cuando se invocan espíritus por medio de cualquier arte o experimento, éstos no vienen cuando el aire está turbado o agitado por los vientos, viendo que los espíritus- no tienen carne ni hueso y están creados de sustancias diferentes..

Algunos están creados de agua. Otros de viento. Algunos de tierra. Otros de nubes. Otros de vapores solares. Otros de la sutileza y fuerza del fuego y cuando son invocados o sometidos, siempre vienen con gran mido, y con la terrible naturaleza del fuego.

Cuando los espíritus que son creados de agua son invocados, vienen con grandes lluvias, truenos, granizo, relámpagos y similares.

Cuando son invocados los espíritus que están creados de nubes, vienen con gran deformidad, en formas horribles, para infundir terror al invocante, y con ruido sumamente grande. Otros que están formados de viento aparecen como se ha dicho y con gran velocidad de movimiento, y cuando están creados de Belleza, aparecen en forma bella y agradable más aún, cuando llames a los espíritus creados de aire, vendrán con un tipo de brisa suave.

Cuando los espíritus que están creados de los vapores del Sol son invocados vienen en una forma muy bella y excelente, pero llenos de orgullo, vanidad y presunción. Son inteligentes, de ahí que estén todos especificados por Salomón en su libro de Ornamento o belleza. Lucen gran ostentación y vanagloria en sus vestidos, y se regocijan en muchos ornamentos; presumen de tener belleza mundana y todo tipo de arreglos y decoración. Sólo deben invocarse en tiempo sereno y placentero.

Los, espiritus que están creados del fuego residen en el Este, los creados del viento residen en el Sur.
Nótese entonces que será mejor realizar los experimentos u operaciones en dirección del Este,  poniendo todas las cosas necesarias en la práctica en esa dirección.

Pero para las demás operaciones o experimentos extraordinarjos, y para los del amor, serán más eficaces si están dirigidos hacia el Norte. Tómese cuidado de que cada vez que se realice  un experimento, se efectúe a la perfección con todas las solemnidades requeridas, pero si es interrumpido, debe recomenzarlo sin la preparación de las horas u Otras solemnidades.

Si por casualidad sucede que habiendo realizado un experimento con la debida observación de los días, horas y demás requisitos, lo encuentres un fracaso, debe estar en alguna manera falso, mal arreglado y defectuoso, y de seguro falló en alguna materia, porque si se es débil en un solo punto, los experimentos de estas artes no se verificarán.

Por lo tanto, de este capítulo depende la clave total de las artes, experimentos y operaciones, y aun cuando todos los requisitos sean observados correctamente, ningún experimento podrá verificarse, a menos que se pueda penetrar el significado de este capítulo.

Notas:
1. En el manuscrito Add. 10 862 dice “la segunda”.
1. Este párrafo sólo se encuentra en el manuscrito Add. 10 862.
2. El nombre de la sexta séfira cabalística o emanación de la deidad que es llamada Tífereth, o Belleza.
3.Generalmente lo he encontrado dicho exactamente al revés.

La Clave Mayor Del Rey Salomón -Tomo II, Cap 22

11:33:00 J.A. M.A.

LIBRO II

CAPITULO XXII

CONCERNIENTE A LOS SACRIFICIOS A LOS ESPIRITUS Y CÓMO DEBEN REALIZARSE


EN MUCHAS operaciones es necesario hacer sacrificios a los demonios, y en varias formas. Algunas veces son sacrificados animales blancos a los espíritus buenos y animales negros a los malos. Tales sacrificios consisten de la sangre y algunas veces de la carne.

Los que sacrifican animales, del tipo que sean, deben seleccionar a los que sean vírgenes, ya que son más agradables a los espíritus, y con ella se vuelven más obedientes. Cuando se sacrifica sangre, debe ser sacada de cuadrúpedos o pájaros también vírgenes, pero antes de ofrecer la oblación di:

Que este sacrificio, que encontramos propio para ser ofrecido ante ustedes, nobles y elevados seres, sea agradable y placentero a sus deseos; estén listos para obedecemos y recibirán unos mayores.

Luego incénselos y perfúmelos de acuerdo con las reglas del Arte. Cuando sea necesario, con todas las ceremonias apropiadas, hacer sacrificios de fuego, deben ser hechos con madera que tenga alguna cualidad, con reverenda especial a los espíritus que se invoca; como junípero o pino para los espíritus de Saturno; boj o roble para los de Júpiter; cedro para los de Marte; laurel para los del Sol; mirto para los de Venus; avellano para los de Mercurio y sauce para los de la Luna.

Pero cuando se realizan sacrificios de alimentos o bebida, todo lo necesario debe ser preparado fuera del Círculo, y las carnes deben cubrirse con alguna tela fina y limpia, y tener también una tela blanca extendida bajo ella; con buen pan nuevo y vino bueno y espumante, pero en todas las cosas deben ser las que pertenecen al planeta en su naturaleza.

Animales tales como gallos o pichones deben ser asados. Debe tenerse especialmente un vaso de agua pura y clara de fuente; antes de entrar en el Círculo, debes invocar a los espíritus por sus propios nombres, o al menos los jefes entre ellos, diciendo:

En cualquier parte que se encuentren, ustedes espíritus, que son invitados a esta fiesta, vengan y estén listos para recibir nuestras ofrendas y presentes y sacrificios, y tendrán más adelante, todavía más agradables oblaciones.

Perfuma las viandas con incienso dulce y rocíalas con agua exorcisada; luego comienza a invocar a los espíritus hasta que lleguen.

Esta es la forma de hacer los sacrificios en todas las artes y operaciones donde sea necesario, y actuando de esta manera, los espíritus estarán listos para servirte.

Aquí termina nuestra Clavé, la cual si instalas completamente en tu memoria, podrás, si te place, volar con las alas del viento. Pero si tomas poco cuidado en ello y desprecias este libro, nunca llegarás al fin deseado en ninguna operación mágica o experimento, cualquiera que sea.

Porque en este libro está resumida toda la ciencia del Arte Mágico, y debe ser estrictamente guardado por ti. Y hasta aquí, el final de nuestra Clave, en el nombre de Dios el recto, el misericordioso y el eterno, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Fin de La Clave del Rey Salomón

La Clave Mayor Del Rey Salomón -Tomo II, Cap 20 y 21

11:32:00 J.A. M.A.

LIBRO II

CAPITULO XX

CONCERNIENTE A LA TELA DE SEDA


CUANDO un instrumento del Arte está propiamente consagrado, debe ser envuelto enseda y guardado como se ha indicado.

Tómese entonces seda de cualquier color, excepto negra y gris, donde se escribirán las palabras y caracteres de la figura 90.

Perfúmese con incienso de buen olor, rocíese, y recítense los salmos 82, 72, 134, 64. Luego. debe guardarse durante siete días con especias dulces; luego puedes usar esta seda para envolver todos los instrumentos del Arte.

CAPÍTULO XXI

CONCERNIENTE A LOS CARACTERES Y LA CONSAGRACIÓN
DEL LIBRO MÁGICO


CUANDO sea necesario en alguna operación escribir caracteres, y temas fallar, haz esto: escribe al principio el nombre EHEIEE ASHER EHEIEH (figura 91) y al final el nombre MN SOPH (figura 92); entre estos nombres escribe lo que deseas, y si tienes algo especial que hacer, pon los nombres escritos mencionados sobre la envoltura de seda y di sobre ellos:

Más sabio y altísimo creador de todas las cosas, te suplico, por tu gracia y por tu misericordia, que concedas tal virtud y poder a estos nombres, que guardes estos caracteres y nombres de todo engaño y error, por ti, oh santísimo Adonai. Amén.

LA CONSAGRACIÓN DEL LIBRO1

Haz un pequeño libro que contenga todas las oraciones para todas las operaciones, los nombres de los ángeles en forma de letanías, sus sellos y caracteres; habiéndolo hecho, debes consagrarlo, ante Dios y ante los espíritus en la manera siguiente.

Debes poner en el lugar destinado una pequeña mesa cubierta con una tela blanca, donde se coloca el libro, abierto en el Gran Pantáculo, que debe ser dibujado sobre la primera hoja de dicho libro, y habiendo encendido una lámpara, que debe estar suspendida sobre el centro de la mesa,. debes rodear la mesa con una cortina blanca; ponte las vestiduras apropiadas y sosteniendo el libro abierto, repite sobre las rodillas la siguiente oración con gran humildad:

(Para la oración que comienza “Adonai Elohim.. . “, ver Libro I, Capítulo XIV, donde se da completa.)

Después de lo cual debes incensarlo con el incienso propio al planeta y al día. Luego colocarás el libro nuevamente en la mesa, teniendo cuidado de que el fuego de la lámpara se mantenga continuamente durante la operación, y mantén cerradas las cortinas. Repite la misma ceremonia por siete días, empezando en sábado, y perfumado el Libro cada día con incienso propio al planeta que rige el día y la hora, y teniendo cuidado de que la lámpara se mantenga encendida día y noche, después, de lo cual, debes encerrar el libro en un cajón pequeño bajo la mesa, hecho expresamente para ello, hasta que tengas ocasión de usarlo; y cada vez que desees usarlo, vístete con. las vestiduras, enciende la lámpara y repite sobre las rodillas la oración, mencionada, “Adonai, Elohim. . . “. También es necesario, en la consagración del libro,, convocar a todos los ángeles escritos en la forma de letanías, lo que debes hacer con devoción; y si los ángeles y espíritus no aparecen en la consagración del Libro, no debes asombrarte por ello, viendo que ellos son de una naturaleza pura, y
consecuentemente tienen dificultad en familiarizarse ellos mismos con los hombres, que son inconstantes e impuros, pero las ceremonias y caracteres, siendo correctamente llevadas a cabo, los obligarán a venir, y con el tiempo pasará que a la primera invocación te será posible verlos y Comunicarte con ellos. Pero te recomiendo no tornar nada sucio o impuro, ya que entonces tu importunación, lejos de atraerlos, servirá solamente para alejarlos de ti, y después será excesivamente difícil atraerlos para fines puros.

1.El resto de este capítulo es del manuscrito Lansdowne 1203.

La Clave Mayor Del Rey Salomón -Tomo II, Cap 18 y 19

11:30:00 J.A. M.A.

LIBRO II

CAPITULO XVIII

DE LA CERA Y ARCILLA VIRGENES


LA CERA y la arcilla vírgenes también se emplean en muchas operaciones mágicas, ya sea para hacer imágenes, velas u otras cosas, por lo que no deben usarse para ninguna otra cosa. La tierra o arcilla debe ser recogida con tus propias manos y reducida a pasta sin tocarla con ningún instrumento, para que no sea profanada por él.

La cera debe tomarse de abejas que la han hecho por primera vez y que nunca haya sido empleada para ningún otro propósito, y cuando quieras hacer uso de una u otra debes comenzar la operación repitiendo el siguiente conjuro: CONJURO

Extabor, Hetabor, Sittacibor, Adonai, Onzo, Zomen, Menor, Asmodal, Ascobai, Comatos, Erionas, Profas, Allcomas, Coflamas, Papuendos, Osiandos, Espiacent, Danmath, Eheres, Golades, Telantes, Cophi, Zades, ustedes, ángeles de Dios, estén presentes, porque yo los invoco en mi obra, para que por ustedes pueda encontrar virtud y logro. Amén.

Luego repite los salmos 131, 15, 102, 8, 84, 68, 72, 133, 113, 126, 46, 47, 22, 51, 130, 139, 49, 110, 53, y diga:

Yo te exorciso, oh criatura de cera (o de arcilla), para que por el santo nombre de Dios y sus santos ángeles recibas bendición para que seas santificada y bendita, y obtengas la virtud que deseamos, por el más santo nombre, Adonai. Amén.

Asperja la cera y guárdala para tu uso; pero toma nota de que la arcilla debe ser recogida con las manos cada vez que se necesite y debe ser preparada cada vez.

CAPÍTULO XIX

CONCERNIENTE A LA AGUJA Y OTROS INSTRUMENTOS
DE HIERRO


HAY VARIOS instrumentos de acero necesarios en varias operaciones, como una aguja para coser o pinchar, un buril o algún instrumento para grabar, etcétera. Puedes hacer dichos instrumentos en el día y la hora de Júpiter, y cuando termines dirás:

Yo te conjuro, oh instrumento de acero, por Dios, el Padre todopoderoso, por la virtud de los cielos, de las estrellas y por los ángeles que presiden sobre ellas, por la virtud de las piedras, hierbas y animales, por la virtud de la tormenta, la nieve y el viento, para que recibas tal virtud que pueda obtener sin engaño el fin que deseo en todas las cosas en las que te use, por Dios, el creador de las edades y emperador de los ángeles. Amén.

Luego repite los salmos 3, 9, 31, 42, 60, 51, 130, perfúmalos con los perfumes del Arte, rocíalos con agua exorcisada, envuélvelos en seda y di:

Dani, Zumech, Agalmaturod, Gadiel, Pani, Caneloas, Merod, Gamidol, Baldoi, .Metrator, ángeles más santos, estén presentes como guardias ante este instrumento.
loading...